Navigation Menu+

El misterio religioso

Posted on Jun 30, 2013 by in Artistas | 0 comments

Luciano Scherer nació en
Santa Vitoria do Palmar, una pequeña localidad del sur de Brasil, en 1987.
Desde la temprana edad de ocho años se dedica a la pintura y la escultura.

Su obra es una suerte de
mezcla entre la pintura popular con trazo simple y naif y el arte sacro con
cierta reminiscencia a retablos mexicanos y a ex-votos.

La pregunta por la vida
es lo que dirige la obra de Luciano, guiado por la evocación continua a la
metafísica y a la simbología. En su obra la naturaleza, el hombre y los
animales se entrelazan entre si, son un todo, así como también la vida y la
muerte, el balance existencial entre ellas y la representación del juego de
opuestos que se necesitan para conservar su existencia.

En su obra abundan los paisajes verdes, repletos de  altos árboles tupidos, lagos, fuego y arena.  Sin embargo los personajes que los habitan son inquietantes y oscuros, hombres cabeza de casa, minotauros con cabeza de cruz y cuerpo de caballo y criaturas con alas de murciélago, entre otras, invaden la escena. A su vez estos espacios están cargados de un fuerte contenido religiosos y místico, como son las cruces cristianas que conviven con animales mitológicos y elementos geométricos ligados a lo espiritual.

La obra de Luciano se
construye sobre cimientos multidimensionales. La continua invocación a deidades
creadas por él mismo, el trance y el ritual, son los medios para afrontar el
desafío de representar lo que no puede ser representado, lo que está más allá
de la conciencia visual.

Los espacios que
representa son bellos: bosques llenos de arboles y paisajes repletos de
simbología, de agua y de vida. El
 concepto de hogar, de
la cabeza-hogar y de las pequeñas casas que habitan estos paisajes, hablan de
este mundo interior, misterioso y de la idea de Luciano de que cada uno de
nosotros es su propio hogar, un misterio en si mismo. La mente como una puerta,
una casa a la que se puede entrar solo mediante ciertos mecanismos, que tal y
como los representa el artista, no son de fácil acceso, si no que hay que
indagar en ellos por fuera de la lógica ordinaria para poder atravesar la
conciencia visual y entrar en otro régimen de pensamiento.

Otro elemento fundamental
en su obra es la representación de santos cristianos, donde su paleta de color, bucólica, da lugar a que la obra de este artista se coloque entre lo ingenuo y lo gótico. La forma
en la que estos santos se “comportan” y los elementos que Luciano le
agrega a las escenas típicamente religiosas, refuerzan los conceptos con los
que el artista trabaja:  la mirada y como
se puede acceder a otros niveles de conciencia mediante ella, cómo transgredir
el rol ordinario de estas deidades y lograr la inflexión de la propia
conciencia. 

En 2010, Luciano Scherer, tuvo su primera
muestra individual en la Galeria Thomas Cohn en San Pablo, también participó en
muestras colectivas en galerías brasileñas e ínternacionales en Mexico, Los
Angeles y San Francisco, e institucionales como el Pabellón de Cultura
Brasileña en 2011.


x Marina Ludueña

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *